Qué debes saber antes de dar a luz – Prepara la llegada de tu bebé

Cuando vas a tener un bebé todo el mundo piensa en lo que te va a hacer falta para el niño. En sus necesidades, pero no en las tuyas. Por eso vamos a dedicar esta entrada principalmente a los padres primerizos para que sepan lo que debes saber antes de dar a luz.

Hay cientos de páginas web en las que te recomiendan una canastilla básica para tu bebé e incluso algunas también incluyen cosas para la madre (como compresas, sacaleches, sujetadores de lactancia, pijamas…). Todo eso está muy bien, pero yo echo en falta otro tipo de consejos, ya no tanto para el hospital, si no para los primeros días en casa, que aunque sea la vuelta a la vida habitual, con un bebé nuevo en casa los hábitos de vida van a cambiar, y mucho.

En el hospital, se agradece que no haya demasiada gente en la habitación De hecho en muchos hospitales se restringen las visitas por horas y por un máximo de dos visitas en el mismo momento por habitación. Puede parecer muy restrictivo, pero os aseguro que es muy beneficioso para los padres. Si tienes a alguien de confianza que pueda sacarte a la gente al pasillo, no te cortes, hazlo. Es normal que todos quieran conocer al bebé, pero tienen que entender que un parto es agotador. La figura de la pareja en estos momentos tiene mucha relevancia ya que ha de gstionar las visitas y encargarse de que se respete tanto a la madre como al bebé recién llegado que lo único que necesita en estos momentos es tranquilidad y estar junto a su madre principalmente.

Otra de las cosas que debes saber antes de dar a luz es el momento de la llegada a casa. Siempre viene bien alguna mano. Madre e hijo tienen que conocerse y adaptarse el uno al otro y para ambos supone un gran esfuerzo. La ayuda que viene bien es la que está relacionada con la casa, la comida, la limpieza…  no con el bebé, aunque todo el mundo quiera cogerlo y achucharlo. Posiblemente no te apetezca separarte de él para descansar, que la familia suele insistir el esto. Si hay algo que no te apetezca, lo lo hagas, aunque la gente te recomiende lo contrario.

El principal escollo, la lactancia

Ya sabes todo lo que tienes que saber antes de dar a luz, pero el camino que queda no es sencillo. En la mayoría de los casos, el principal escollo es la lactancia. Puede parecer fácil, pero no lo es. Para la mayoría de las madres es un momento precioso, pero requiere de muuuucha paciencia y grandes dosis de tranquilidad. Todo el mundo tratará de decirte cómo es la mejor manera de hacerlo y pueden acabar mareándote.

Además, el cansancio y el bajón hormonal irán en tu contra. Lo más importante, no obsesionarse. Escucha al pediatra, a tu matrona o al ginecólogo, pero sobre todo, escucha a tu razón, tu instinto (que lo tenemos) y a tu bebé. Piensa que lo que te está pasando es normal, nos ha pasado a casi todas las madres. Intenta descansar. Relájate y disfruta! O al menos inténtalo…

Leave a comment