Protección solar para bebés – El cuidado de la piel de los más pequeños

Cuando hablamos de protección solar para bebés, estamos hablando de cremas con un factor de protección altísimo. De hecho las cremas protectoras de bebés tienen un factor de 50 o superior mientras las que se recomiendan para los adultos tienen un factor de protección solar superior a 30.

La sombra es la mejor protección solar y la más barata, junto a la utilización de prendas de vestir, pero con los niños no siempre es posible. A los críos les encanta estar en el agua y no aguantan que les pongan crema constantemente, lo que aumenta considerablemente el riesgo de quemadura solar. Por eso las prendas se rigen por una normativa en cuanto a protección solar.

Protección Ultravioleta en la ropa

El Standard Australia/Nueva Zelanda fue la primera normativa publicada sobre los métodos para determinar el factor de protección ultravioleta (FPU) de la ropa. La protección ultravioleta proporcionada por la ropa depende de:

  • Tipo de tejido: algodón, viscosa, rayón y lino tienen menos FPU que nailon, lana, seda y poliéster.
  • Porosidad, peso y grosor: el FPU aumenta cuanto menores son los espacios entre los hilos y cuanto mayor es el peso y grosor del tejido.
  • Color: los colores oscuros poseen mayor FPU.
  • Estiramiento: el FPU disminuye con el estiramiento del tejido.
  • Humedad: el FPU disminuye cuando el algodón está húmedo (ojo los que creen que bañarse con camiseta protege más).
  • Lavado: el lavado aumenta el FPU en el algodón.

Un dato importante es que la presencia de tintes, sobre todo los de color oscuro, aumenta de tres a cinco veces el grado de protección de un tejido. Lo que ocurre es que la moda de primavera-verano tiende a colores claros, el blanco como estrella…

Los sombreros y las gorras también influyen en la protección de cara y cuello, pero ¿todos los gorros protegen igual? No, por ejemplo, las alas pequeñas (menores de 2,5 cm) proporcionan poca protección; mientras que alas anchas (mayores de 7,5 cm) protegen la cara, las orejas y el cuello.

En el último Congreso Americano, numerosos stands exhibían ropa de protección solar y gorros. La novedad más interesante fue un detergente que al lavar la ropa conferiría protección solar a la misma.

Leave a comment