En cuanto a la elección entre comprar una mochila portabebés o un carrito dependerá de varias objeciones. 

Habrá que realizar un análisis de los beneficios y desventajas para tomar una decisión. 

mochila portabebés

Empezando a hablar de la mochila portabebés, esta resulta muy útil para los primeros meses del bebé, el cual todavía necesita ese contacto con su madre. 

También es un producto que te aporta comodidad en cuanto a lugares con escaleras o simplemente para ir a la playa, incluso en el transporte público. 

Sin embargo, la mochila portabebés puede tener dificultades para el padre o madre que la lleve ya que realizar movimientos como agacharse puede resultar complicado. 

 También hay que tener en cuenta que a medida que el bebé va creciendo aumentará su tamaño y esto cada vez será más incómodo para la persona que soporte el peso, originándole problemas de espalda. Además, el bebé querrá tener cada vez más libertad, y le gustará ir viendo cosas, por lo que esto no sería posible sin un carrito. 

carrito

En cuanto al carrito, aparte de la ventaja que se ha mencionado anteriormente, también existen otras como la facilidad para transportarlo, ya que suelen ser flexibles y ocupan poco espacio. 

Los carritos son cómodos para dar paseos largos con el bebé y son duraderos, ya no solo por el material, sino que los niños suelen utilizarlos varios años aun cuando ya saben andar, ya sea para transportarlos como para dormir en ellos gracias a la adaptabilidad que tienen para colocarlos en varias posiciones, lo que con la mochila portabebés no se podría realizar. 

 Otro dato importante y a la vez curioso, es que si tienes mellizos, gemelos o incluso trillizos, una persona sería incapaz de llevar encima una mochila portabebés con tanto peso mientras que con un carrito puedes transportar a varios bebés a la vez. 

 Por último, los carritos pueden ser reutilizados por un segundo bebé o incluso ser donados o regalados a familiares mientras que las mochilas portabebés se suelen desgastar debido al peso acumulado. 

 En conclusión, aunque ambas opciones son útiles, con el paso del tiempo la mochila portabebés se va quedando pequeña y al final se necesitaría un carrito. Decidirse por una u otra dependerá de varios factores, como puede ser si has tenido hijos anteriormente o según tu estilo de vida. 

Si desea consultar más información sobre productos de bebé, pulse AQUÍ.

También ponemos a su disposición otro de nuestros blogs para que lo consulte si así lo desea. www.terapeutaencasa.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *