La bronquiolitis es una infección pulmonar que afecta a las vías respiratorias. Esta enfermedad les afecta a muchos bebés ya que durante su primer año de vida las vías respiratorias son muy pequeñas lo que provoca que a menudo se les bloqueen.

La bronquiolitis tiene síntomas similares a los de un resfriado, pero luego presenta tos, sibilancia, fiebre y a veces dificultad para respirar.

La mayoría de los casos de bronquiolitis son a causa del virus sincicial respiratorio. 

En caso de que esta bronquiolitis dure más de una semana se debe acudir al hospital.

 

¿Cómo se contagia?

El  contagio de esta enfermedad es sobre todo a través de  tocar objetos donde se pueden quedar gotas de saliva o mucosidad con el virus y luego llevarse las manos a la boca, nariz u ojos. También se puede contagiar inhalando partículas de una persona resfriada cuando estornuda o tose. 

Este virus cuando más se contagia es en los meses de otoño e invierno. 

bronquiolitis

Prevención

No estar en contacto con personas que tengan fiebre o resfriado. Si el bebé tiene menos de dos meses evita que esté en contacto con personas resfriadas.

Desinfectar las superficies, es importante que se limpie y desinfecte las superficies u objetos que alguna persona resfriada haya tocado, sobre todo los juguetes de los niños

Cubrir la tos y los mocos con un pañuelo para que no se expanda el virus, luego lavarse las manos y desechar el pañuelo.

Lavarse las manos a menudo, es muy importante lavar las manos a los bebés y las de los adultos cada vez que se salga fuera de la casa.

Amamantar. Los bebés que son amamantados tienen menos posibilidades de coger una bronquiolitis.

No compartir los mismos vasos o cubiertos y menos con personas resfriadas.

No fumar delante de bebés ya que el humo del tabaco es perjudicial para esto.

bronquiolitis

¿Cómo se trata esta enfermedad?

En general no hay una medicación específica para tratar la bronquiolitis lo que si hay son cuidados generales como pueden ser:

En caso de fiebre tomar un antitérmico

Ofrecerle mucha agua para que siempre esté hidratado

Hacerle lavados nasales con suero o soluciones salinas para ayudar a mantener despejada la nariz.

Mantener al bebé incorporado y boca arriba.

 

Para más información sobre bebés pulse aquí.

Si quieres obtener más información sobre remedios caseros entra en www.terapeutaencasa.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *