El estreñimiento en bebés, y como en el resto de personas se da cuando las heces son muy duras o hay dificultad para defecar.

El problema es que a veces es difícil detectar si lo que tu bebé está sufriendo es estreñimiento o no, por ello, hay que observarle a menudo y controlar las veces que deposita.

El estreñimiento suele ser común en los bebés, sobre todo cuando empiezan a alimentarse con comida sólida. Normalmente esto sucede temporalmente y suele durar pocos días.

Además, debemos tener en cuenta que los bebés tienen los músculos aún blanditos y que les cuesta realizar algunos movimientos o esfuerzos.

estreñimiento

También existen otros factores que pueden producir estreñimiento como puede ser un cambio de rutina, como un viaje o al entrar al colegio. Retención, porque no quiere interrumpir el juego o porque le tiene miedo al dolor al defecar.

Para comprobar si nuestro bebé tiene estreñimiento, él mismo te dará algunas señales a las que hay que estar alerta, entre ellas se encuentran:

-Heces con sangre

-Inflamación en el abdomen

-Heces duras y secas

-Incomodidad al defecar

-Realizar pocas deposiciones a lo largo de la semana

Por otro lado, hay que considerar cual es el problema antes de confirmar que nuestro bebé tiene estreñimiento ya que hay niños que suelen tener heces más duras pero no tiene problema para defecar o simplemente no depositan todos los días.

Una vez detectado que es estreñimiento, para remediarlo podríamos empezar variando la dieta del bebé, cambiando algunos alimentos por otros con más fibra como cereales de trigo o alimentos que actúen como laxante como el jugo de fruta.

estreñimiento

Otro remedio serían los supositorios para bebés hechos de glicerina, no suele ser lo más agradable pero podría resultar útil. 

Los supositorios no sólo sirven para aligerar las heces sino que actúan como lubricante para mejorar la defecación. 

Aunque pueden valer, los supositorios se recomiendan como última opción ante el estreñimiento para solucionar el problema momentáneamente y bajo prescripción médica. 

Un estreñimiento no suele ser grave pero si llega a ser crónico puede desencadenar algunos problemas y síntomas como fiebre, no comer, pérdida de peso, etc.

Si tras realizar una variación en la dieta y con los supositorios no notamos mejoría en nuestro bebé, lo siguiente que debemos hacer es llevarle al médico para solucionar el problema cuanto antes.

Para conocer más acerca del bebé, pulse aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *