Los huesos del bebé comienzan a desarrollarse en el interior de la barriga de la madre, cuando el feto está creciendo. 

Entre la semana número 15 y 20 de embarazo, el sistema óseo empieza a formarse llegando a su totalidad alrededor del séptimo mes.de

Todo esto ocurre en el vientre materno pero tras el nacimiento del bebé, los huesos siguen desarrollándose.

El esqueleto del bebé cuenta con más huesos que un adulto, en concreto con unos 270 huesos, los cuales se van haciendo cada vez menos ya que algunos de ellos se fusionan (cráneo) o aparecen nuevos (articulaciones) hasta contar con un total de 206 huesos en la etapa de adulto.

huesos

El esqueleto humano evoluciona a lo largo de los años mientras que el desarrollo de los huesos ocurre de forma más rápida durante los primeros años de vida.

Los huesos están formados por células vivas que son las que permiten el cambio de estos y su desarrollo. 

Además, existen varios factores de los que dependen el buen desarrollo del esqueleto humano.

1.- LA GENÉTICA.

La genética en cuanto a los huesos es algo muy notorio ya que puede influenciar hasta un 80% en el desarrollo del bebé. Si los padres son altos, la posibilidad de que el bebé sea alto es muy grande, al igual que si son de estatura baja, a partir de los 2 años del bebé este factor empieza a ser muy relevante.

2.- ALIMENTACIÓN.

La alimentación es uno de los factores más importantes en el desarrollo del bebé tanto dentro como fuera del vientre materno ya que la alimentación de la madre debe ser equilibrada mientras está embarazada para que el niño obtenga todos los nutrientes necesarios para su crecimiento.

huesos

3.- EJERCICIO.

Es importante ejercitar los músculos y huesos del bebé para que se fortalezcan y ganen resistencia.

4.- DESCANSO.

Las hormonas del crecimiento se desarrollan durante las horas nocturnas, por ello es tan importante un buen descanso del bebé.

Otros factores que influyen en el crecimiento son la vitamina D del sol o el afecto, ya que un niño con estrés o ansiedad puede afectar al cerebro haciendo que la hormona del crecimiento no se produzca adecuadamente.

Para conocer más información relevante sobre bebés, pulse aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *