Se conoce como bebé prematuro aquel que nace antes de la semana 37 de gestación. Entre las 37 y 42 semanas es conocido como a término mientras que un parto tras las 42 semanas de gestación se conoce como postérmino o posmaduro.

Tener un parto prematuro a veces es mejor que dejar al bebé más tiempo en la barriga de la madre ya que en ocasiones es necesario sacarle de forma no natural por varias razones, ya sea por problemas tanto para él como para la madre.

En los casos donde más abunda un bebé prematuro suele ser en partos múltiples tanto de mellizos, trillizos o de gemelos.

bebé prematuro

  • Características y apariencia.

Un bebé prematuro suele tener un aspecto diferente a un bebé a término ya que el peso puede ser inferior a 2kg y la altura en unos 37 cm aproximadamente siendo la media de unos 50 cm.

Debido a la falta de grasa corporal, su piel es más delgada y suele ser más rosita ya que es más transparente dejando así ver los vasos sanguíneos. Además, la posibilidad de resfriado a causa de esto es mucho mayor, por ello, tras nacer el bebé será colocado en una incubadora donde se pueda regular su temperatura corporal.

Otro aspecto físico es que la cabeza destacará por su tamaño respecto al del cuerpo.

 

  • Comportamiento del bebé prematuro.

Si el bebé prematuro es tardío puede que llore aunque de forma muy tenue pero si nace con muy pocos meses, puede padecer problemas respiratorios debido a que su sistema respiratorio no está formado al 100% y esto puede ser perjudicial para el resto de órganos a los cuales no se les suministra el oxígeno adecuado para su funcionamiento.

Si el bebé necesitase ayuda externa, los médicos le proporcionarán oxígeno adicional.

bebé prematuro

  • Padres prematuros.

Tener un bebé prematuro no sólo es doloroso sino que puede generar estrés ya que al necesitar una atención médica y más cuidada, los padres no pueden sostenerlo siempre que quieran o tenerle cerca. 

Es importante crear ese vínculo materno o paterno, por ello, aunque los médicos no dejen cogerlo aún, se podría acudir todo el tiempo posible a la sala de atención aunque sea para ver al bebe´. 

Según las necesidades del bebé, si no se le puede dar el pecho alomejor se podría alimentar con biberón por parte de los padres, siempre y cuando los profesionales lo vean conveniente 

Lo más pronto posible que el médico considere, debe tocar suavemente al bebé, o acurrucarlo para que sienta ese calor corporal de su madre o padre.

Además, puede que la madre se recupere con anterioridad que el bebé y que tenga que marchar a casa antes que él, por ello hay que tener paciencia ya que estará en buenas manos y que se le aportará la información necesaria hasta que al bebé le den el alta.

Una vez que respire, consiga su temperatura corporal y empiece a aumentar de peso con normalidad, el bebé estará listo para irse a casa.

 

Si desea consultar más información sobre bebés, pulse AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *