Con la llegada de un nuevo bebé a la familia y la mayor atención que se le pone al pequeño puede llegar a afectar al hermano mayor produciéndole celos, porque de tener toda la atención de los padres e incluso de los abuelos, esa atención se tiene que dividir entre los dos hermanos. El hijo mayor tendrá que aprender a dividir las atenciones de su familia con su nuevo hermanito.

Con la llegada de un nuevo miembro a la familia, la reacción de nuestro hijo o hija puede ser buena, es decir, que quiera conocerlo y estar con él todo el rato o por el contrario, que lo rechace y no quiera conocerlo.  

Lo ideal para que no ocurran situaciones así es preparar al hijo durante todo el embarazo para la llegada de su nuevo hermano o hermana, buscando no dejarlo de lado y respondiendo siempre a sus necesidades. En esta etapa hace falta más comprensión por parte de los padres e incluso también de los abuelos. 

Celos

Los padres en las peleas de los hijos

En las peleas de los hijos la postura de los padres tiene que ser conciliadora y moderadora para evitar que haya más celos entre ellos. Los celos unilaterales por parte del hijo mayor al pequeño pueden ser apenas el principio, a medida que crecen un poco más empiezan las comparaciones, las envidias, el egoísmo y rivalidades. Los celos son inevitables pero son los padres los que deben evitarlos y controlarlos, enseñándoles a compartir ser tolerantes y comprensivos.

Celos

Consejos para evitar que aparezcan los celos

  1. Tratar a los hijos según sus necesidades y en función de su forma de ser.
  2. Fomentar que cada hijo triunfe en su ámbito, es decir, que si uno hace deporte porque le gusta no obligar al otro hijo a que haga deporte solo porque su hermano lo realiza.
  3. No hacer nunca comparaciones entre ellos.
  4. Buscar aspectos en los que los hermanos puedan colaborar: ayudas académicas, hacerse cargo de algo en común, ayudar en la casa, colaborar a la hora de comprar un regalo para otro miembro de la familia, etc
  5. Dar ejemplo evitando que los mayores peleen delante de ellos.
  6. Cuidar la forma en la que los abuelos, tíos o amigos tratan a los niños para que sea de igual manera.

Para más información sobre bebés entra AQUI

Le invitamos a visitar otro de nuestros blog, www.terapeutaencasa.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *