Es imprescindible adaptar tu hogar a la llegada de niños ya que hay que prevenir cualquier riesgo como golpes, caídas, quemaduras, intoxicaciones y demás.

Los accidentes en el hogar son muy comunes en los primeros años del bebé, sobre todo cuando comienzan a dar sus primeros pasos y están al alcance de todo.

hogar

  • HABITACIÓN DEL NIÑO.

Las fuentes de calor, como radiadores o estufas no deben colocarse al alcance de los niños a menos que dispongan de pantallas protectoras. Deben desconectarse cuando no se usen. Los termostatos son muy útiles para estas situaciones. 

Los barrotes de la cuna deben ser de poca distancia así evitaremos que el bebé introduzca su cabeza entre ellos. Además, es recomendable poner cantos redondeados en las esquinas de los muebles para que el niño no sufra con los porrazos.

Evita las sillas o sillones cerca de las ventanas y asegúrate de que estas tienen un cierre seguro para no correr riesgos.

  • COCINA.

Esta es la zona más peligrosa de la casa ya que es donde se produce la mayoría de accidentes domésticos.

Coloca las cerillas y encendedores en un lugar inalcanzable. Es aconsejable tener un protector de fuegos en esta zona del hogar.

Los productos de limpieza deben estar bien guardados, así como los enseres cortantes.

Usa protectores en los enchufes tanto en los de la cocina como en las distintas habitaciones del hogar.

Intenta no colocar alimentos ni bebidas calientes en el borde de la encimera.

  • BAÑO.

El baño también es una zona peligrosa ya que a los niños les gusta jugar con el agua y pueden ahogarse fácilmente. No dejes al niño sólo y si la puerta permanece cerrada será mucho más seguro.

Mantén la tapa del inodoro bajada y evita tener a la vista productos químicos o tóxicos.

Utiliza protectores antideslizantes para bañeras o duchas, así evitaremos caídas.

hogar

  • SALÓN Y DORMITORIO DE LOS PADRES.

Controla todas las puertas y los accesos al exterior.

Si la casa tiene escaleras, es necesario colocar barreras de seguridad para que el pequeño no pueda ni subir ni bajar.

Algo muy útil es colocar pegatinas en cristales transparentes para que el niño se de cuenta.

Las lámparas, cables y objetos de peligro deben permanecer alejadas de los pequeños.

Coloca topes de seguridad en puertas y cajones.

 

Conoce más acerca de los niños pulsando aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *