Elegir el nombre del bebé a veces resulta muy fácil pero otras veces puede llegar a ser estresante.

La mayoría de padres tienen claro sus gustos y preferencias hacia el nombre si van a tener un niño o el nombre si van a tener una niña, pero siempre quedan dudas que a veces no se resuelven hasta que no pasan unos meses de embarazo.

Aunque parezca algo insignificante, será el nombre que llevará toda su vida a no ser que decida cambiarlo en un futuro.

nombre

CLAVES 

1- Buscar inspiración.

Como se ha dicho anteriormente, hay parejas que lo tienen muy claro incluso antes de conocer el posible embarazo pero siempre hay alguien que no se termina de decidir o que le gustan dos o más nombres del mismo sexo.

Algunos medios para recurrir es en el INE y así conocer los nombres más populares o webs con nombres de la A a la Z.

2.- Hacer una lista.

Si ya conoces el sexo del bebé puedes hacer una lista con todos los nombres que te gusten y así ir descartando. También puedes hacer una de cada sexo para futuros embarazos o si aún no se sabe el sexo.

3.- Seguir la tradición familiar. 

A veces la decisión del nombre sigue la tradición familiar de padres y abuelos o incluso por algún otro parentesco. Lo importante es que el nombre les guste a los dos aunque la mayoría de las veces suele ser elegido por la madre.

También se puede tener en cuenta las modas, si se quiere un nombre raro o alguno más tradicional y sencillo.

4.- Pronunciar en voz alta.

Otra buena idea es pronunciar el nombre en voz alta, así veremos como suena y si de verdad nos convence, si suena bien o resulta demasiado largo.

5.- Ten en cuenta los apellidos.

Ten en consideración los apellidos pronunciados junto con el nombre ya que hay padres que deciden poner unos nombres ‘inapropiados’ que luego pueden resultar ofensivos para el hijo, llegando a ser vergonzoso para él y que genera burlas. Evita también las rimas o repeticiones ya que puede sonar muy monótono como Gonzalo González.

Algunos consejos más serían evitar los apodos, ya que muchos nombres tienen diminutivos que alomejor no deseamos que se usen, evitar nombres difíciles de pronunciar si no queremos estar continuamente corrigiendo a la gente o tener en cuenta el nombre de los hermanos ya que si son nombres muy parecidos va a ser un caos a la hora de llamarlos.

No te agobies, hay tiempo de sobra para decidir el nombre del bebé.

Conoce más información de interés pulsando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *